La digitalización, asignatura clave para la bioeconomía forestal de Cuenca

En las empresas de la provincia de Cuenca y en general de Castilla-La Mancha hay una escasa implantación de la digitalización. En general están todavía lejos de poder aplicar estos nuevos métodos de trabajo que suponen eficiencia y crecimiento económico. Las especializadas en bioeconomía forestal se enfrentan a un gran reto.

Artículo escrito por Heliodoro Pérez Arribas, departamento de Comunicación de CEOE CEPYME Cuenca.

Esta carencia digital es todavía más visible en las empresas que tienen menos de diez empleados, donde dichos procesos están en precario y la instalación de aspectos como ordenadores y páginas web ni siquiera aparece en muchos negocios.

Eso sí, dentro de los distintos sectores parece ser que es el sector servicios el que más tiene en cuenta estas tecnologías para implantarlos con el fin de estructurar aspectos tan importantes como reservas en el sector hostelero o el comercio electrónico.

A pesar de estos datos todavía lejos de otros lugares, y también a distancia de lo que está exigiéndose en los nuevos modelos económicos, sí es cierto que con la llegada de la pandemia de la COVID 19 se ha notado un esfuerzo de las empresas por aumentar sus equipos y apostar por la digitalización con el fin de adaptarse a las nuevas circunstancias y seguir siendo competitivos en los mercados, pues no lo podrían lograr sin incorporar estos aspectos.

Datos estadísticos

La Confederación de Empresarios de Cuenca ha hecho un análisis del INE que aporta datos regionales en la línea de los que muestra la provincia de Cuenca que, en todo caso, estaría incluso por debajo de lo que indica la Encuesta de Uso de TIC y Comercio Electrónico del Instituto Nacional de Estadística.

En este sentido, las estadísticas de Castilla-La Mancha señalan que disponen de ordenador el 82,94% de las empresas de menos de diez trabajadores. Ello implica que casi uno de cada cinco negocios implantados en la región no tiene estos medios ni los utiliza para su actividad.

La conexión a internet en estas pequeñas empresas no llega al 80% (77,10%), lo que sitúa casi a un cinco por ciento de empresas con ordenador que no tienen conexión con otros equipos. Casi uno de cada cuatro de estos negocios no aprovechan las redes para hacer comunicaciones, pagos, transmitir documentos, etc., lo que sin duda facilitaría su labor diaria.

Además, de todos los que tienen internet, casi un 9% no lo usa para tener relación con las administraciones, efectuar pagos, solicitar permisos y otros aspectos que facilitarían su labor.

Es significativo el dato de que casi la mitad de las empresas de menos de diez empleados en Castilla-La Mancha entregaron portátiles a las personas contratadas para que trabajaran, un hecho que se ha multiplicado con la pandemia de la COVID 19.

Clara prueba de la escasa digitalización del sector es que solo el 20,71% de las pequeñas empresas no tiene página web y es simbólico que solo el 1,04% de estos negocios tienen especialistas en temas TIC.

El dato mejora mucho con el crecimiento de la empresa. Cuando estos negocios tienen más de diez empleados, casi el 100% de los mismos disponen de ordenadores y las compañías que tienen web ya se elevan al 68,17%.

Eso sí, todavía están lejos de unos parámetros en los que se pueda hablar de verdadera digitalización, pues no llega al 10% el porcentaje de las empresas de este tamaño que analizan datos y solo el 12,6% cuenta con especialistas TIC.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *